domingo, 4 de agosto de 2013

La publicidad que sabe quién la está mirando


CCTV(Fuente: BBC Mundo). Las cámaras de reconocimiento facial ya están siendo instaladas en los avisos publicitarios para que las empresas puedan controlar el tipo de personas que ven anuncios en cada lugar. "Se las arregla para reconocerlos a través de una serie de rasgos", dice Mike Hemmings, director de marketing de Amscreen, una de las empresas que ofrecen la tecnología.La compañía dice que más de 50 millones de personas en el mundo ven sus pantallas cada semana. En Reino Unido hay alrededor de 3.500 pantallas en lugares como salas de espera de los médicos, estaciones de tren, aeropuertos y estaciones de servicio. Los estudiantes en el Instituto Europeo de Tecnología están trabajando en un sistema para vincular las cuentas de Facebook a los chips de RFID (identificación por radiofrecuencia) que están incrustados en las tarjetas de fidelidad de las tiendas. La idea es que estos chips se podrían utilizar para lanzar anuncios personalizados y ofertas especiales en las pantallas cuando los consumidores visitan las tiendas.El chip del desarrollador Qualcomm tiene otro enfoque. Su sistema, Gimbal Proximity, está diseñado para activar las notificaciones de publicidad dentro de aplicaciones de Android y teléfonos iPhone cuando pasan cerca de una tienda u otra organización que paga para utilizar la tecnología. La aplicación recoge datos de los sensores del teléfono y los combina con el historial de navegación web de los propietarios, el uso y otros datos guardados para construir un perfil del usuario. Con base a sus intereses, su predicción de la actividad y el tiempo del día, el teléfono luego elige qué anuncios mostrar sin necesidad de revelar sus datos personales a las empresas que ejecutan las campañas. Japón fue el primero en lanzar la tecnología. Qualcomm dijo que los ensayos sugirieron que los usuarios son tres veces más propensos a hacer clic en estas notificaciones que en los anuncios normales que no son contextualizadas. Mientras los minoristas prueban estas tecnologías, son conscientes de que hay un riesgo en términos de transgresión a la privacidad. La tienda de ropa Nordstrom canceló, después de quejas, un plan que seguía los movimientos de los clientes en sus tiendas a través de la señal de wi-fi en sus teléfonos. Los activistas advierten que debe haber límites. Leer nota completa...